jueves, 2 de mayo de 2013

El lejano país de los estanques



El martes termine de leer "El lejano país de los estanques" de Lorenzo Silva. Su lectura es sencilla y fluida y cuesta abandonar el libro antes de finalizarlo. Hace unas semanas leí "El Alquimista impaciente", la segunda de la serie, esta es muy similar, y os adelanto que me ha gustado tanto o más.

Del autor no os puedo contar nada nuevo así que para no repetirme innecesariamente me remito a mi anterior reseña.

Este libro es la primera de la serie de novelas policíacas protagonizadas por la peculiar pareja de la Guardia Civil integrada por el sargento Ruben Belvilacqua y la agente Virginia Chamorro. 

La historia esta narrada en primera persona por Belvilacqua que nos va desgranando la investigación del asesinato de Eva Heydrich, una turista austriaca, en la isla de Mallorca. La victima aparece desnuda, con dos disparos y colgada por la muñecas de una viga dentro del chalet que ocupaba junto a su ex-amante. Para llevar a cabo la investigación, el protagonista y la agente Chamorro, se harán pasar por una pareja de turistas y se infiltraran en el ambiente nocturno de la isla, acudirán a playas nudistas y se acercarán a las personas que tuvieron contacto con la fallecida antes de morir. 

La  personalidad de la victima se va definiendo perfectamente a lo largo de la novela y podemos resumirla con la metáfora tomada de la obra de Virginia Woolf: "Y el tigre saltó, mientras la golondrina se mojaba las alas en oscuros estanques, al otro lado del mundo" tal como declara la sospechosa principal y ex-amante, Regina Bolzano. En Eva Heydrich. convivía esa contradicción simultánea, era la bestia hermosa y cruel con quienes la rodeaban, y era también la golondrina que guarda su alma en una región oscura e inaccesible a todos. Una persona que no dejaba indiferente a nadie, que despertaba pasiones en todo aquel que se relacionaba con ella, destructiva, promiscua y sumamente atractiva. De esta  metáfora toma, también, su titulo esta novela.


Los personajes secundarios aparecen igualmente bastante bien definidos. Conocemos al Comandante Pereira, el jefe de Ruben, un hombre duro pero ecuánime; al comandante Zaplana, que dirige la investigación del caso en Mallorca y que a pesar de su sobrada competencia resulta a veces un poco visceral; al Brigada Perello, ayuda inestimable durante la investigación, curtido Guardia Civil de pueblo con una gran capacidad de análisis; a los sospechosos principales: Regina Bolzano, ex-amante de la fallecida: Andrea y Enzo, una pareja de italianos que congenio con Eva; Lucas, un ex-legionario y DJ en una discoteca local; Candela, amante de este último.... y alguno más. 

Respecto a los protagonistas, el Sargento Bevilacqua (Vila para casi todo el mundo) es de origen Uruguayo, vino a España de niño junto con su madre cuando su padre les abandono, estudio psicología y preparo oposiciones a Guardia Civil, no por vocación sino para ganarse la vida, y como curiosidad, su actriz favorita es Veronica Lake (con quien compara a Chamorro). Esta un poco obsesionado con su estatura y siente que se esta haciendo mayor a pesar de no haber llegado aún a los cuarenta. Chamorro por su parte es una jovencisima agente novata que ha llegado al cuerpo de rebote, al suspender los exámenes para entrar en la escuela de oficiales del ejercito, le gusta las matemáticas y la astronomía, es bastante atractiva y siente la necesidad de demostrar su valía. La verdad es que no es mucha información, me ha dejado un poco desilusionada porque, en esta primera novela de la serie, esperaba encontrar más datos sobre ambos, y no sé más de lo que sabía cuando leí "El Alquimista impaciente". 




La historia esta perfectamente construida, las pistas y las sospechas están bien dosificadas, los imprevistos ayudan oportunamente a encaminar la investigación y las situaciones de clímax y distensiones se suceden haciendo que el lector mantenga el interés en la lectura. Todo ello unido a la agilidad y el ingenio de los diálogos ponen de manifiesto la habilidad técnica del autor. Además no se pierde en descripciones innecesaria, en las que algunos autores caen para rellanar hojas sin sentido, yendo a lo concreto, a lo que de verdad interesa para el desarrollo de la trama. Sorprende el final, bien hilado, contundente, e inesperado, lo cual es de agradecer, porque en este tipo de novelas un final predecible le quita gran parte del encanto. 

La conclusión ya la habéis podido deducir, la novela me ha encantado y la considero totalmente recomendable, en especial si os gusta la novela negra. 

Y vosotr@s ¿la habéis leído? ¿os gusto?

Ficha técnica:
Titulo: El lejano país de los estanques
Autor: Lorenzo Silva
Nº de páginas: 256 págs.
Encuadernación: Tapa blanda bolsillo
Editoral: DESTINO
Precio: 8,95 €
Año: 2003

3 comentarios:

  1. No conocía esta novela y por lo que cuentas, creo que me podría gustar, así que tomo nota, muchas gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya voy teniendo en cuenta tus recomendaciones de este autor...tengo que ver si aparte de La marca del meridiano tengo alguno más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que los libros de esta saga tienen muy buena pinta, un beso

    ResponderEliminar